12/10/18

NUEVO RETABLO PARA LA CAPILLA DE PAZ Y CARIDAD

La Hermandad de Paz y Caridad ha finalizado la intervención que se llevaba en su capilla de la Iglesia de los Remedios desde el pasado agosto. Se ha ornamentado la capilla con un nuevo retablo para cobijar las Sagradas Imágenes del Santísimo Cristo Amarrado a la Columna y María Santísima de la Esperanza Coronada. El retablo es de estilo barroco del siglo XVIII y procede de la Iglesia de San Sebastián donde acogía a la Sagrada Familia hasta la donación de la capilla a la Hermandad de La Borriquita. Las obras de restauración del retablo y adaptación a la capilla de Paz y Caridad han sido realizadas por los hermanos Jesús Manuel Borrego Llamas y Miguel Ángel Borrego Llamas.

Los titulares de la Hermandad de Paz y Caridad han vuelto a su capilla tras los meses de verano, celebrándose de nuevo la Exposición del Santísimo Sacramento y la Sagrada Eucaristía en la capilla el jueves 11 de octubre.

La Hermandad enriquece así notablemente su capilla con este retablo del siglo XVIII y recupera esta obra para Estepa.




Fotografías: Hdad. Paz y Caridad

Noticias y artículos relacionados:
-Bendición del nuevo altar de la Hermandad de Paz y Caridad. Estepa Cofrade. 2018

7/8/18

RESTAURADO EL MANTO DE LA ASUNCIÓN POR EL IAPH


El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico ha finalizado la intervención en el manto procesional de la imagen de Ntra. Sra. de la Asunción, Patrona de la localidad sevillana de Estepa. El origen del de esta pieza se remonta a enero de 1892, cuando se promueve una colecta para hacer el encargo, con diseño de Manuel Beltrán, a las bordadoras sevillanas Ana y Josefa Antúnez, maestras de Juan Manuel Rodríguez Ojeda. El manto de la Virgen de la Asunción es de terciopelo grana o rojo bordado con hilos metálicos de plata sobredorada. La composición de la obra es simétrica y bilateral, ya que parte de una zona central está formada por grandes tallos con hojas de cardos y acantos encontrados. Los bordados se consideran románticos por seguir una serie de características estilísticas que recuerdan los bordados litúrgicos del siglo XVII, pero interpretados de distinta forma. De esta forma, se diseñó a finales del siglo XIX haciendo una interpretación personal de los bordados que se realizaban en la época barroca.

El tratamiento ha contado con un estudio científico-analítico realizado por el IAPH en 2016 y se ha aportado documentación detallada del estado de conservación. En líneas generales las alteraciones que se aprecian en la obra eran desgastes, roturas, perdidas de material, deformaciones, elementos sueltos, descosidos y acumulación de polvo, que afectan tanto al bordado como al tejido de terciopelo. Las obras textiles utilizadas como indumentaria procesional se ven muy afectadas por la manipulación que requiere debido a su uso. En el bordado se apreciaban desgastes, hilos metálicos sueltos, rotos y perdidos, así como descosidos de piezas superpuestas y oscurecimiento del metal. Las alteraciones más acusadas en el tejido de terciopelo eran, principalmente, deformaciones, desgastes, roturas y lagunas, con mayor presencia en la zona inferior o cola, la parte superior del cuello y la mitad de las caídas laterales.

Estado inicial
Estado inicial. Detalle

Estado final
La propuesta de actuación, que ha durado nueve meses, ha consistido en la limpieza de los bordados y la consolidación del terciopelo dañado. Los tratamientos aplicados, basados en los principios y criterios generales de conservación de patrimonio histórico, garantizarán la conservación y funcionalidad de la obra para su salida procesional. Estos son los tratamientos realizados en cada uno de los elementos:- Limpieza general y eliminación de elemento ajenos a la obra
- Desmontaje de los elementos constitutivos
- Tratamiento del manto: eliminación de intervenciones anteriores, eliminación de depósitos superficiales, eliminación de deformaciones, limpieza del tejido de terciopelo, eliminación de deformaciones, limpieza del bordado y consolidación y reintegración cromática
- Tratamiento de la blonda: limpieza, alineación, consolidación y fijación
- Tratamiento del forro. desmontaje de los elementos de sujeción, limpieza y alineación, sustitución del sistema de sujeción
- Montaje del forro y la blonda







La restauración del manto de Ntra. Sra. de la Asunción fue presentado en un acto celebrado en el Ayuntamiento de Estepa el 1 de agosto. El alcalde de Estepa, Antonio Jesús Muñoz Quirós, junto a todo el Equipo de Gobierno, presidió la recepción del manto restaurado por el IAPH, y el Hermano Mayor de la hermandad de Ntra. Sra. de la Asunción, Moisés Caballero, resaltó la importancia que tiene esta pieza dentro del patrimonio histórico cultural de nuestra ciudad e hizo un llamamiento a la población para que nos concienciemos de esa importancia. Tanto el alcalde como el hermano mayor han incidido en la conexión real del patrimonio de Estepa con el desarrollo económico. "Un patrimonio visitable es una fuente de riqueza", ha resaltado Caballero.

Por su parte la jefa del Área de Bienes Muebles del Centro de Intervención del IAPH, Araceli Montero Moreno, junto al equipo de restauradores explicó todo el proceso al numeroso público que se acercó hasta el Ayuntamiento de Estepa. El manto ha quedado expuesto en el Ayuntamiento hasta el día 10 de agosto para que todos los estepeños y estepeñas puedan contemplar la obra de restauración de esta pieza única del patrimonio textil del siglo XIX.





Fuentes consultadas:
-Revista ASSUMPTA REGINA IN CIELUM. Número 1. Hdad. de Ntra. Sra. de la Asunción. 2014.
-La autoría del manto de la Asunción. Devociones de Estepa. Agosto 2015.
-El IAPH realiza el informe diagnóstico del manto de la Virgen de la Asunción de Estepa. IAPH web. Febrero 2016.
-La Asunción inicia una campaña para la restauración de su manto. Devociones de Estepa. Noviembre 2016.
-El IAPH restaura el manto de la Patrona de Estepa. IAPH web. Junio 2017
-Finalizada la restauración en el manto de la patrona de Estepa. IAPH web. Agosto 2018.
-Se presenta el manto restaurado de la Patrona de Estepa. Ayto de Estepa. Agosto 2018.
-El manto de la Asunción de Estepa, una joya de la provincia. Fran Vergara. Pasión en Sevilla. ABC de Sevilla. Agosto 2018
-Restaurado el manto de la Patrona. Artesacro. Agosto 2018
-El manto de la Asunción ya está en Estepa. En el Corazón de Andalucía. Agosto 2018.
-Restaurado el manto procesional de la patrona de Estepa. Andalucía Centro. Cadena Ser. Agosto 2018.

27/7/18

SANTA ANA RESTAURA EL CAMARÍN


La Parroquia de Santa María y San Sebastián ha acometido la restauración y rehabilitación del camarín de la Ermita de Santa Ana desde el pasado mes de octubre de 2017 con el objetivo de recuperar el espacio original de dicho camarín y sus valores artísticos, además de subsanar el deficiente estado de conservación en el que se encontraba.

La intervención integral del camarín ha necesitado de diversos trabajos en los que han participado profesionales de la restauración y el arte, albañilería, yesería y carpintería. El proceso ha consistido en varias fases, con una primera para la eliminación de estructuras arquitectónicas de intervenciones posteriores. En esta primera fase se han intervenido en los parámetros corrigiendo las patologías detectadas, especialmente las zonas afectadas por filtraciones de humedad y se ha completado el pavimento original de barro con las piezas que faltaban, además de la colocación de un zócalo de piedra caliza marmórea de colores rojo y negro, y la apertura de las ventanas del camarín a ambos lados.

Una de las intervenciones de mayor laboriosidad ha sido la de las pinturas murales originales del siglo XVIII de la bóveda de aristas y la hornacina encontrada en el camarín perteneciente al primitivo altar de la ermita. Esto requirió de unas labores previas de investigación sobre dichas pinturas, las cuales han servido al equipo técnico para concretar los materiales y tratamientos más idóneos, así como para valorar el estado de conservación en que se encontraban las pinturas. En cuanto a la limpieza de la suciedad superficial, que oscurecía el color, se ha realizado con especial cuidado debido a las grandes exfoliaciones e importantes pérdidas de elementos decorativos ocasionados en estos materiales. Posteriormente se ha ido fijando la capa de pintura y consolidado el soporte de yeso y mortero, dada la presentación de grietas y zonas disgregadas por las filtraciones de humedad. La última fase consistió en la reintegración de cromática mínima para igualar estéticamente el conjunto y permitir la identificación de los elementos ornamentales. La hornacina se decorada con motivos vegetales en colores verdes y dorados, mientras que en la bóveda se sitúan cuatro ángeles centrales que sostienen cestas de flores junto a un florón dorado central. El resto de las pinturas originales de la bóveda corresponden a cenefas, lazos y diversas aves que portan ramas en sus picos.

La actuación del camarín ha seguido los criterios generales de intervención aceptados a nivel internacional por la disciplina de la restauración y conservación de Bienes Culturales.

En paralelo, la hermandad ha completado la intervención con el diseño de una nueva decoración del camarín, subdividido en tres tramos, inspirado en el estilo barroco de la pintura mural de la bóveda para los motivos ornamentales, recuperando así el esplendor que presentara años atrás. Además se ha instalado un nuevo sistema de iluminación mediante lámparas de led de baja intensidad, evitando el calor excesivo y logrando una mejor visión del conjunto artístico.

El programa iconográfico del camarín se desarrolla mediante escenas figurativas alusivas a la vida de San Joaquín y Santa Ana, la Virgen María y el Nacimiento de Jesús, realizadas en pinturas al óleo sobre tabla. Sobre la puerta de entrada al camarín en el muro izquierdo, el sacrificio animal de San Joaquín y su retiro en el desierto; en el muro frontero la familia de la Virgen María con San Joaquín y Santa Ana entre la anunciación del ángel a San Joaquín sobre su futura paternidad y el abrazo ante la puerta dorada con Santa Ana; en el muro derecho el nacimiento de la Virgen María, rodeado de la Anunciación y la Visitación; y sobre la embocadura del camarín el Nacimiento de Jesús rodeado de la adoración de los pastores y de los reyes magos. Así mismo, se decora con cartelas sostenidas por ángeles con imágenes representativas de distintos espacios del barrio de la Coracha, dotándolo de un contenido simbólico, como la plaza de la Ermita, el pilar de la Coracha o la plaza del Aire. En las cartelas se puede leer la alabanza conocida en el barrio de la Señora: "Santa Ana, rica y poderosa, madre de María y de San Joaquín esposa". Al igual que en la bóveda, las paredes del camarín se decoran con ramilletes y aves, cenefas y lazos, destacando alusiones a los tiempos actuales como un cohete, referencia a las fiestas y la velá de julio, o un mantecado, en referencia a la industria del pueblo; y a los tiempos pasados, como el escudo de la Orden de Santiago, en alusión a la fundación de la Ermita y la devoción a Santa Ana en tiempos de la Encomienda Santiaguista de Estepa.

Por último, uno de los estrenos que completa la estética del conjunto es la restauración y renovación de la peana sobre la que se asienta la imagen devocional de Santa Ana.

El resultado de los trabajos es el de un espacio en el que la arquitectura, ornamentación e iconografía están al servicio de engrandecer el culto y la devoción a la imagen de Santa Ana que ya le profesa el pueblo de Estepa y muy especialmente su barrio.

El jueves 26 de julio, festividad de Santa Ana y San Joaquín, se pudo visitar el camarín de Santa Ana, en horario de 10 de la mañana a 2 de la tarde, coincidiendo con el día de la Caridad y la recogida de alimentos en la ermita, para contemplar las obras de restauración que se han realizado en los últimos meses.




Fuente, texto y fotografías:
-El camarín de Santa Ana recupera todo su esplendor. Semana Santa de Estepa. Julio 2018.
-Antigua Hermandad de la Señora Santa Ana. Facebook. Julio 2018

26/7/18

PATRIMONIO APRUEBA LA REHABILITACIÓN DE LA IGLESIA DE SANTA MARÍA LA MAYOR DE ESTEPA


La Comisión Provincial de Patrimonio, dependiente de la Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía en Sevilla, ha informado favorablemente el pasado martes 24 de julio sobre la propuesta de rehabilitación de la Iglesia Parroquial de Santa María La Mayor de Estepa. Dicha intervención no tiene carácter global, pues el estado de conservación del templo es bueno en general, sino que consistirá en pequeñas actuaciones puntuales sobre las patologías observadas y que provienen de la falta de mantenimiento y a problemas estructurales leves.

Así pues, el proyecto aprobado propone intervenir en las cubiertas de algunas naves y de la sacristía, los revestimientos interiores deteriorados por la humedad, la limpieza y desbroce vegetal de la torre campanario así como, también, de los muros exteriores del edificio. También se dio el visto bueno a la restauración del órgano de la iglesia.

Artículos relacionados:
-Se retomarán las obras de Santa María. Devociones de Estepa. Enero 2018.

4/7/18

HOMENAJE A LAS HNAS. CLARISAS EN EL CERRO


El 29 de junio de 2018 fue inaugurada una nueva obra artística en el cerro de San Cristóbal como homenaje a las monjas clarisas. Se trata de una escultura de metal de proporciones humanas que luce en el frontal del convento de Santa Clara y representa a un grupo de monjas clarisas, las mismas que habitan el convento que lleva su nombre. La obra, realizada en metal color cobrizo, constituye un homenaje a la fundación del mismo un 10 de enero de 1599 cuando Sor María de Santa Clara entró en él por primera vez y tras ella se cerraba la puerta que ha dado paso a más de cuatrocientos años de clausura.

“El Convento de Santa Clara de Estepa fue fundado el 10 de enero de 1599. Al término de una misa solemne en la vecina Iglesia de Santa María la Mayor, Sor María de Santa Clara seguida de un grupo de religiosas llevó el Santísimo Sacramento en procesión ceremonial a la pequeña Iglesia habilitada de forma provisional. Aquella misma tarde se cerró la clausura.

Este momunento quiere inmortalizar este hecho histórico y servir de antesala a la visita de los espacios musealizados del primitivo Convento de Santa Clara.

Fueron los II Marqueses de Estepa, Don Juan Bautista Centurión y Doña María Fernández de Córdoba, a petición del Concejo de la Villa, los que llevaron a término dicha fundación. Para dotar de fondos al mantenimiento de las religiosas, la hija de los marqueses, María Centurión nacidad el 31 de diciembre de 1583, donó los bienes que le correspondían de la herencia paterna y materna al convento. La fundación se hizo efectiva con la llegada de varias religiosas procedentes del monasterio de Santa María de Jesús de Sevilla, que entraron al cenobio junto a la citada hija de los marqueses, que profesó con el nombre de Sor María de Santa Clara.

Desde los comienzos de la fundación hasta nuestros días, las hermanas pobres de Santa Clara, escondidas con Cristo en Dios, y desde el silencio de la clausura, contemplan el rostro de Cristo pobre y crucificado, y convierten toda su vida en apoyo de los miembros vacilantes del cuerpo inefable del Señor.

Para San Francisco y Santa Clara, el trabajo es un don de Dios, y desde los orígenes, las hermanas mediante el trabajo, participan en la obra creadora y redentora de Dios. El trabajo es necesario para el equilibrio y la observación de la vida espiritual, pues la ociosidad es enemiga del alma. Esta comunidad en la actualidad se dedica a la elaboración de dulces artesanos, actividad que se inició en el s. XVIII.”
1599. La Fundación.

La nueva escultura ha sido realizada por el estepeño Eusebio Rico, que posee una larga trayectoria profesional de trabajos en piedra y metal. Su formación en Bellas Artes se complementó con su paso por la Escuela de Escultura CEMAF en Fines (Almería), donde también ejerció como profesor. En Estepa contamos con otra obra suyo en el Convento franciscano, para donde realizó la imagen de San Cristóbal que se conserva junto a la portada de la iglesia.

El acto fue presentado por Verónica Álvarez, quien explicó las razones del monumento y pidió al pueblo de Estepa respeto por nuestro patrimonio y que sea cuidado como bien común que es. Al acto asistieron el Alcalde de Estepa, D. Antonio Jesús Muñoz Quirós, y varios miembros del equipo de Gobierno.



Fuente y fotografías:
-La escultura de Eusebio Rico como homenaje a las monjas. Ayto. de Estepa. Junio 2018
-Eusebio Rico homenajea a las monjas clarisas. En el Corazón de Andalucía. Julio 2018.

15/5/18

CARTEL DE LAS GLORIAS DE ESTEPA 2018


El domingo 13 de mayo se presentó en la Iglesia de Ntra. Sra. de los Remedios, a la finalización de la novena de la titular del templo, el cartel que anuncia Las Glorias de nuestra ciudad de Estepa y que edita el Consejo General de Hermandades y Cofradías de Estepa. El acto fue presentado por el consejero José Joaquín Luque Jurado y presidido por el presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías, Jesús Guerrero, y el alcalde, Antonio Jesús Muñoz.

El cartel es obra del estepeño Antonio Fernández González y se trata de una composición con las cinco imágenes titulares gloriosas de las hermandades de Estepa: Ntra. Sra. de los Remedios, Santa Ana, Ntra. Sra. de la Asunción, Ntra. Sra. del Carmen y la Inmaculada Concepción, esta última titular de la Archicofradía de Paz y Caridad. El lema “Glorias de Estepa” centra el cartel sobre un fondo formado por un brocado de flores, signo de la alegría del tiempo letífico. Cada letra del lema se ilustra en su interior con una imagen relacionada con las titulares de las hermandades, ya sea una fotografía antigua o actual, o un detalle de las hermandades, como el escapulario de la Virgen del Carmen o el manto de la Virgen de la Asunción.

El acto de la presentación del Cartel oficial de Las Glorias de Estepa fue, a su vez, anunciado por otro cartel realizado por Mario Quero.


Artículos relacionados:
-Presentación del cartel de Las Glorias de Estepa. Facebook Ayuntamiento de Estepa. 2018
-Presentado el cartel que anuncia las Glorias. El periódico de los pueblos. 2018
-Cartel de las Glorias 2018. Semana Santa de Estepa. 2018

Carteles de Las Glorias de Estepa:
-Cartel de Las Glorias de Estepa 2010
-Cartel de Las Glorias de Estepa 2011
-Cartel de Las Glorias de Estepa 2012
-Cartel de Las Glorias de Estepa 2013
-Cartel de Las Glorias de Estepa 2017

26/4/18

SAN MARCOS VOLVIÓ A SALIR EN PROCESIÓN


En la tarde del 25 de abril de 2018 la imagen de San Marcos Evangelista, titular de la Ermita homónima situada en el barrio de los Remedios, volvió a salir en procesión por las calles de su barrio veintitrés años después de la última vez.

Tras celebrar en su ermita la solemne Eucaristía anual en honor del Santo Evangelista con motivo de su festividad, se comenzó la procesión que recorrió las calles Risco, Cruz de Piedra, Roya y Gilena, visitando la iglesia de Ntra. Sra. de los Remedios, donde se rezó la salve.

San Marcos Evangelista procesionó en unas sencillas andas exornadas con claveles rojos e iluminadas con cuadros candeleros con cera blanca en las esquinas. En la delantera del paso portó a modo de relicario una medalla de la Virgen de los Remedios. El cortejo estaba presidido por vecinos del barrio que portaban varas, entre los que se encontraba el alcalde D. Antonio Jesús Muñoz y el concejal Luis Cruz en representación del Ilustrísimo Ayuntamiento. También se pudo ver una interesante y antigua bandera, en color granate, en la que se leía “Hermandad de San Marcos. Estepa”.

El origen de la Ermita de San Marcos se encuentra, tal y como nos cuenta Aguilar y Cano, en un cuadro con la estampa de San Marcos situado en un nicho cercano a una cruz en lo alto del Risco, al que se le atribuía la protección directa al entorno en el que estaba. Una devota del Santo de nombre Francisca Arias, más conocida como “la Chinina”, consiguió levantar en 1845 un pequeño oratorio, aunque el proyecto data de 1840. La autorización para decir misa en aquella capilla data del 30 de diciembre de 1847 y fue concedida por el vicario don Salvador de los Reyes (1837-1848), decretando instancia de Francisca Arias. Con la misma fecha se otorgó la colocación del Vía-Crucis, efectuada el 23 de febrero de 1848 por el presbítero don Juan Fernández, ex guardián del convento de San Francisco. La primera misa cantada se celebró el 25 de abril de 1848, día del Santo, siendo oficiada por el vicario quien procedió a bendecir la Ermita.

Aunque la Ermita data de mediados del siglo XIX, la devoción a San Marcos Evangelista en Estepa, al igual que en la comarca y en los territorios de la desaparecida Vicaría, se remonta al Maestrazgo de la Orden de Santiago, ya que ésta dependía eclesiásticamente del priorato de San Marcos de León. La festividad de San Marcos está muy arraigada en la zona celebrándose en su honor romerías en Casariche, Lora de Estepa o Puente Genil, y ocupando el patronazgo de Herrera. En Estepa se llegó a celebrar en el siglo XX una velá en su honor y la salida procesional por su festividad. En este año 2018 un grupo de vecinos han hecho posible que San Marcos vuelva a salir de su Ermita para recorrer las calles de su barrio.






Fuente:
-Veintitrés años después San Marcos Evangelista paseó por las calles de Estepa. M. Pinto Montero. Artesacro. 2018
-La procesión de San Marcos en Estepa 23 años después. Ayuntamiento de Estepa. 2018

Artículos relacionados:
-San Marcos Evangelista. Hagiografía. Devociones de Estepa. 2012
-Ermita de San Marcos. Devociones de Estepa. 2010
-Restauración de la Ermita de San Marcos. Devociones de Estepa. 2010
-Fotografías antiguas: Ermita de San Marcos. Devociones de Estepa. 2018
-Priorato de San Marcos de León. Devociones de Estepa. 2011

Fotografías de: Ayto de Estepa y Jesús González

8/4/18

“FANFARRIA DE ALCORA”, DE JESÚS JOAQUÍN ESPINOSA

El pasado mes de febrero, la Sociedad Filarmónica de Ntra. Sra. del Carmen de Salteras abrió el Concierto-Gala Lírica en honor de la Santísima Virgen de la Oliva Coronada, Excelsa Patrona de Salteras, con una composición especial y muy novedosa en la que participaron las cornetas y tambores de la banda bajo la dirección de D. Guillermo Martínez Arana.

La pieza corresponde con una solemne fanfarria, compuesta por el clarinete principal y compositor estepeño, D. Jesús Joaquín Espinosa de los Monteros. La fanfarria tiene su origen en la Edad Media, aunque existen descripciones desde la Antigua Roma. En el siglo XIX, época de gran esplendor para esta pieza musical, se utilizaba en las ceremonias más importantes, como las ceremonias de coronación monárquica.

El compositor estepeño D. Jesús Joaquín Espinosa de los Monteros se inspiró, según sus palabras, “en la Rompida que tuve el honor de escuchar en Estepa un Miércoles Santo de madrugada con motivo del hermanamiento de la Hermandad del Calvario con la Hermandad del Stmo Cristo de Alcora (Castellón)”. La pieza musical fue compuesta en 2017.





En 1994 las hermandades del Calvario de Estepa (Sevilla) y de Alcora (Castellón) se hermanaron y desde entonces acuden representaciones a los actos y cultos de ambas hermandades. Las hermandades acordaron que cada 10 años acudiría una representación de nazarenos con tambores y bombos de la Hermandad del Calvario de Alcora al cortejo de la Hermandad del Calvario de Estepa en la noche del Miércoles Santo y tocarían los tambores en distintos puntos del recorrido. Esta representación acudió a Estepa en 1994, 2004 y 2014. La hermandad estepeña le devuelve la visita a los alcorinos al año siguiente y participan en la tradicional “Rompida de la Hora” de la localidad en el mediodía del Viernes Santo, cuando cientos de tambores suena al unísono simulando con redobles el cataclismo que sufrió la tierra cuando Cristo murió.


Fuente: El Carmen de Salteras y Hdad. del Calvario de Estepa.

Artículos relacionados:
-Hermanamiento del Calvario de Estepa y Alcora. Devociones de Estepa. 2009
-XX Aniversario del Hermanamiento del Calvario de Estepa y Alcora. Devociones de Estepa. 2015

31/3/18

MUERTE VENCIDA


En la tarde del Viernes Santo Jesús se aferra al madero en el instante que se despide de la vida. Lo vemos caminando insinuante hacia una despida, hacia un adiós en la cruz que sujeta. No es un adiós definitivo, eso lo sabemos. Es un tránsito de ida, un hasta pronto que abre la puerta hacia otra Vida. Sin embargo, su despedida llena nuestra tierra de tristeza, de pena y dolor. Dejamos que la Muerte se haga presente, que transcurra por nuestras calles, que nos congele al sentirla en la tarde del Sábado Santo. La muerte es un réquiem pasajero que se muestra en la belleza eterna de la que es realmente buena. La perfección está en el rostro de este hombre que ha dejado escapar el último suspiro de aire; aliento de vida que exhala verdadero amor con su saeta de plata. Va muerto, aunque en Él la muerte se minimiza por la bondad en sí misma. Crea la paradoja de complejo significado, donde la vida es vida y la muerte más vida. Deja que la melancolía pase en este día, que llene nuestro pecho y nos congoja.

De la mano del muñidor, la campana dobla por su muerte en cada esquina. Estoy cerca, nos avisa. Tiendo mi manto negro por tus calles y plazas, por tus casas y rincones, y de tinieblas lleno tu corazón cuando me plazca. Nos susurra. No hay alegría en tu repique, pese a que la campana que redobla en tu alma suena a domingo y a mediodía. Pide silencio con tus sones apagados, para estremecer al que asiste al cortejo y al que lo presencia. Destempla. Entristece. Silencia. Monotonía en su esencia pura. Deja que la muerte se llame por su nombre, se sienta presente y provoque silencio a su paso.

Los naranjos desprenden su perfume al sentirla, rebelión de la naturaleza que no guarda en silencio la realidad y llena con la sutileza del aromático azahar el camino del cortejo. Vive. Le replica a su paso por los árboles de la plaza. Es fuente de salud en la madrugada que se derrama entre las piedras quebradas del Calvario, una constelación de estrellas que brillan en su tintineo de claroscuros por las cuestas. Deja que las sombras se impongan en el contraluz de las velas que encendemos en su nombre, o más bien por el nuestro; el ocaso son sólo unas horas.

Todo está consumado. La tierra tiembla, se rompe, se desquebraja, se parte. Trizas se hacen los surcos que se abren en el alma del que oye el golpe del vibrante tambor que lo acompaña. No ves que derrama amor por los que ya no están. Su sangre, agua viva, son ríos que corren para nuestras venas, fiebre salvadora de locura juvenil que ayuda al desvalido. Amor pudo haberse llamado porque no puede haber más amor en entregar la vida por los demás. Deja que la muerte hiele tu cuerpo con su falsa, que el ardor de la vida más allá aguarda.

El dolor está en sus ojos, en su angustia prepara el duelo. La vida se le escapa y llena de amargura su ser. Recoge en su vientre al que se hizo verbo viviente para acunarlo en la despedida que clama al cielo por respuesta. Contempla el horror de la muerte en sus propios brazos y abraza un cuerpo llagado de sufrimiento que hace el propio aún más doliente. Sufrir corpóreo por sufrir anímico. En el gesto de su boca se lamenta la muerte porque su figuración no es plena, su representación volátil, su escenario temporal. Deja que tu alma sufra al verla porque en sus lágrimas está el bálsamo de tu pena, que su encarnación fue temporal para hacerse eterna, y su misión perfecta.

Como guardianes tienes a los pardales que vuelan bajo para velar tu cuerpo y entre vuelo y vuelo dejan escapar el susurro que quiebra el silencio con su acento. Desesperadamente los asustas en vano porque no haces fija lo que se te escapa entre los dedos. Retienes sin poder su cuerpo y dejas escapar un suspiro porque no consigues lo que pretendes a tu lado. Fíjate que el pelícano de su remate abre su pecho y con su sangre alimenta. Comprende de una vez, Muerte, lo que en él encierra y cesa en tu pantomima porque eso es lo único que te espera.

Cortejo que llevas la muerte por mis calles y plazas, andas sobre la cera que regamos en el recuerdo durante una semana de cirios encendidos, de plegarias y de rezo. Cortejo que procedes a encerrar la muerte en la mayor cárcel de las profundidades de la existencia, para echarle la llave en una madrugada que rompa el velo de las tinieblas. Y, a la vez, gentil en tu gesto, abres la puerta de una vela inagotable que no cesa. Oscuridad sobre la luz, o eso cree ella. Vacío es lo que provocas en mí al verte, por lo efímera que es tu presencia. Tu cortejo permito que representes porque sé que la verdad en él se esconde, y en la última lágrima de sus ojos la esperanza se manifiesta.

Muerte que te paseas en un tarde de primavera pensando que hielas lo que el ardor florece, no puede ser estéril lo que de amor se siembra y en ramas verdes crece. Muerte que te insinúas cuando aún la tarde no ha declinado, que el sol brilla cálido y con su luz acogedora del crisol dorado el aura de los tapiales de este mundo envuelve. Muerte que te disfrazas y te vistes de mil maneras, con tal de ganar una batalla cuyo resultado no alteras. Sabemos que el final es el principio, que el orden no cambia porque en el juego tus piezas muevas. Por hacernos verle yacente sin ser yermo eres tramposa, cuando con su muerte pago tu derrota. En tus tierras clavo una Cruz hasta tus raíces que anulan tus males y en mí el pecado, que florece y que da semilla del leño que el dolor provoca.

Hoy vuelve a pasearse la Muerte. Déjala, sabe que ha sido vencida.

26/3/18

EL AYUNTAMIENTO, HERMANO MAYOR HONORARIO DE LAS ANGUSTIAS


El Iltmo. Ayuntamiento de Estepa consta como Hermano Mayor honorario de la Hermandad de Nuestra Señora de las Angustias, por lo que el alcalde en representación del Ayuntamiento preside la procesión desde la salida hasta la carrera oficial cada noche de Lunes Santo.

El nombramiento se realizó con motivo de la epidemia de tifus, llamado también el tabardillo, que padeció Estepa en 1956. Muchos estepeños no podían permitirse el coste de las medicinas, por lo que el Ayuntamiento de Estepa avaló todas las recetas. Con la llegada de los medicamentos, la mayoría de los enfermos estepeños pudieron curarse.

La Hermandad de Las Angustias vivió muy de cerca la situación de los estepeños durante 1956. La Hermandad había sido fundada un año antes y en este año se disponía a realizar su primera estación de penitencia. Formada por obreros y personas humildes, y afincada en la barriada de la Coracha, asistieron de primera mano a la grave situación que vivieron los estepeños y sus vecinos a causa de la epidemia. La intervención del Ayuntamiento para solucionar el problema hizo que este gesto se quedara en la memoria de la Hermandad. Por este motivo, en un cabildo celebrado en 1974 se decidió nombrar en agradecimiento al Iltmo. Ayuntamiento de Estepa como Hermano Mayor Honorario de la Hermandad. La figura del alcalde en la procesión de cada Lunes Santo recuerda el acto solidario del Ayuntamiento.

24/3/18

EL DULCE NOMBRE ESTRENA SU NUEVO MISTERIO


En noviembre de 2015 se dio a conocer el nuevo misterio para el paso del Dulce Nombre de Jesús que sería realizado por el artista Darío Fernández Parra y, tres años después, en la mañana del Viernes de Dolores de 2018, se presentó el nuevo misterio acompañando a la imagen del Dulce Nombre de Jesús sobre su paso en la Iglesia de los Remedios. Las nuevas tallas sustituyen a las imágenes de los Doctores de la Ley procedente del taller de Olot y adquiridas por la hermandad en 1954.

La escenografía diseñada por el escultor sevillano representa al Niño Jesús en medio de tres doctores que lo escuchan atentos. Mientras uno de ellos está sentado en un sillón mirando embelesado la figura del Niño, un anciano está situado en la parte trasera apoyándose en su bastón y un tercero, más joven, contrasta lo que el Niño dice con los pergaminos de las Sagradas Escrituras. El misterio forma una composición triangular que bien puede representar las tres edades del hombre, y en medio destaca el Dulce Nombre, elevado sobre una escalinata que se sitúa en el centro del paso. El Templo queda representado por una columna que se sitúa exenta de la escalinata en la parte trasera junto a una mesa con las Sagradas Escrituras. Para finalizar el nuevo misterio, Francisco Betanzos y Francisco Javier Conde se han encargado de diseñar y realizar el exorno textil de las tres nuevas imágenes y la jamuga con tejidos nuevos y otros del siglo XVIII y XIX.

El imaginero Darío Fernández Parra nació en Sevilla en 1973. Fue discípulo de Antonio Dubé de Luque, en cuyo taller aprendió la disciplina de la imaginería, y al mismo tiempo cursó las especialidades de Escultura de Madera, Piedra y Cerámica en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Sevilla. Posteriormente, ingresó en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla.






Artículos relacionados:
-Nueva obra de Darío Fernández para Estepa. ArteSacro. 2018
-El misterio renovado del Dulce Nombre, el estreno más esperado. Semana Santa de Estepa. 2018
-Nuevo misterio para el Dulce Nombre. Devociones de Estepa. 2015
-Doctores de la Ley. Figuras del misterio. Darío Fernández Web. 2018

23/3/18

DON MANUEL LASSALETTA MUÑOZ SECA

La Semana Santa de Estepa no sería igual a la que conocemos hoy, porque no estaría completa si en el Destino de esta ciudad por los primeros años de la década de los cincuenta del pasado siglo, no se hubiera cruzado don Manuel. Quien en un principio parecía ser un sacerdote más, con el paso del tiempo y tras ganarse el cariño de la gente, resultó ser aquél hombre excepcional, sencillo y humilde, con un sentido del humor extraordinario que le confería su “puntito” de travesura, caritativo y cariñoso con todo el mundo. Con unas ideas muy peculiares y claras respecto a la forma de entender y vivir la esencialidad de la vida cristiana, y el ejercicio de su ministerio sacerdotal como un válido instrumento religioso y social, favorecedor en la ayuda y el servicio a todos; pero especialmente, a los más débiles de la sociedad. Ese “cura del pueblo”, llano y tan querido, era don Manuel Lassaletta Muñoz Seca. Un sacerdote jerezano, inteligente, bromista, de vida austera y sobrias costumbres, de gran corazón y solidaridad con los más necesitados, y amigo de los trabajadores.

Don Pedro Muñoz Seca
Sus progenitores pertenecían a distinguidas familias de la sociedad de Jerez de la Frontera y del Puerto de Santa María. Su padre, don Pedro Luis Lassaletta Crussoe, fue alcalde de Jerez en 1915 durante la monarquía de Alfonso XIII, y más tarde, ejerció como abogado que trabajó para la empresa jerezana Bodegas Domecq. Su madre, doña Concepción Muñoz Seca, (quinta de diez hermanos) nació en el Puerto de Santa María después que su hermano el célebre comediógrafo don Pedro Muñoz Seca; prolífico escritor y genial autor de teatro, que murió fusilado el 28 de noviembre de 1936 en Paracuellos del Jarama. Era por tanto, tío de don Manuel Lassaletta, a quien le adornaba idéntico humor y el “gran salero” que tenía su tío; ambos eran dos personas desenfadadas, con muy buenos “golpes” de genialidad. De su tío Pedro, autor entre otras muchas de la divertida obra “La Venganza de don Mendo”, se cuenta que dijo esta frase al serle requisadas sus pertenencias tras su detención en Madrid: “Podéis quitarme el reloj, la cartera o las llaves y hasta la vida. Pero hay una cosa que no podéis quitarme: el miedo que tengo”. Y meses después, antes de ser fusilado, comentó: “Sois tan hábiles que me habéis quitado hasta el miedo”

Don Manuel nació en Jerez de la Frontera, el día treinta y uno de diciembre de 1912. Inició sus estudios eclesiásticos en la Compañía de Jesús, (jesuitas) y en ese período de pertenencia a la Orden de San Ignacio de Loyola, escribió y publicó en Madrid el pequeño Devocionario “El niño amante de la Virgen”, de lectura especialmente indicada para niños y jóvenes. En esos años adquiere una sólida formación, y cuando creía que iba a ser ordenado sacerdote, lo enviaron a seguir enseñando en un colegio. A los jóvenes jesuitas los mandaban a misiones de enseñanza y eran denominados dentro de la Orden como “Maestrillos”.

Sus superiores debieron estimar que el fruto aún no estaba “maduro” para la obediencia en aquéllos rígidos años, y debió ser éste el motivo por el que mandaron al joven jerezano a impartir esas clases; a lo que él en desacuerdo les responde: “no he entrado en el Seminario para ser maestro”. Y abandona la Orden jesuítica e ingresa con posterioridad al año 1945 en el Seminario de Sevilla, siendo ordenado sacerdote Diocesano cuatro años después, el dos de abril de 1949, con el fin de comenzar a ejercer cuanto antes su anhelada labor parroquial.

En 1949 –con 37 años–, y recién ordenado, es enviado al que debió ser su primer destino, en el que se ocupaba de las parroquias de dos localidades: Santa Olalla del Cala, (Huelva) donde residía, y El Real de la Jara, (Sevilla); dos pueblecitos en los que permaneció más de un año, dejando en tan poco tiempo una profunda huella y un cariñoso recuerdo entre sus habitantes. Allá en Santa Olalla del Cala, junto con don Carlos Ros López; su gran amigo, colaborador en todo y “Maestro Nacional” del pueblo, emprendieron una loable labor social dando clases nocturnas en la escuela de don Carlos, enseñando gratis a leer y escribir a gente mayor analfabeta de la postguerra; alumbrándose muchas veces con las velas que don Manuel llevaba de la iglesia, pues la luz eléctrica de entonces se apagaba con bastante frecuencia.

El escritor, periodista y sacerdote jubilado, don Carlos Ros Carballar, hijo de aquél Maestro Nacional de Santa Olalla, atendiendo amablemente mi solicitud –gesto que le agradezco considerablemente–, me ha facilitado valiosa información; datos y recuerdos que tiene de don Manuel Lassaletta en los años de su niñez, cuando vivía en aquél pueblo onubense y contaba con ocho o nueve años de edad. Él, me refiere que la vivienda de don Manuel… “Estaba abierta a todo el mundo y en un gran patio que tenía detrás de su casa jugábamos los chiquillos”. “Todos los meses –relata don Carlos–, tenía que venir su hermana desde Jerez para reponerlo de ropas. No pocas veces se quitaba los pantalones (llevaba sotana) y se lo daba al primer pobre que veía por la calle”. “Un día, invitó a comer a los curas de los pueblos de alrededor y la señora que trabajaba para él, les hizo un guiso de patatas. Como la casa estaba abierta a todo el mundo, entró un pobre y sin que le vieran, se zampó el guiso de los curas. De resultas de lo cual, se murió. ¡El hambre de aquellos años!”

“Otro detalle que recuerdo –continúa don Carlos–, es que él tenía dos pueblos: Santa Olalla y El Real de la Jara, a 8 kilómetros. En aquél entonces se guardaba el ayuno eucarístico rigurosamente. Y él tenía que decir los domingos tres misas. En Santa Olalla, a las 6 y las 10 de la mañana, para partir enseguida por una carretera de tierra entonces, 8 kilómetros, para llegar al Real y decir otra misa. Y todo ello sin desayunar. A veces se desmayaba”

Don Manuel, con algunos de los fundadores de la
Hdad. de las Angustias, y con Don Francisco Juárez
Un buen día al principio de la década de los cincuenta –como he dicho más arriba–, el Sino de Estepa y el de don Manuel se unieron. Y de esta unión, Estepa afortunadamente se benefició de las bondades de su nuevo párroco de San Sebastián y de las enriquecedoras iniciativas que trajo consigo. Y nada más llegar, hizo un gran acopio del cariño de sus feligreses. Vino, como era él; ligero de equipaje, con el propósito de ejercer aquí su ministerio acompañado del cuantioso bagaje de humildad y simpatía que traía, con el que logró muy pronto ganarse el respeto, la amistad y el cariño de los estepeños.

Su labor parroquial en Estepa se centró en trabajar, en hacer cosas para ayudar a quienes lo necesitaban. Pronto se puso manos a la obra y sería harto difícil resumir en tan poco espacio tantas iniciativas y logros conseguidos, pero me centraré en esbozar varios de sus rasgos personales más curiosos y en exponer algunos proyectos que consiguió hacer realidad. Durante los años que ejerció su ministerio en Estepa como párroco de San Sebastián, su espíritu inquieto y su vocación fundadora, propiciaron que fueran tres, las hermandades que se instituyeron bajo sus consejos y dirección espiritual.

En el año 1954, con la ayuda de don Antonio Caballero García, llevó a buen término la fundación de la popular Cofradía de los niños: La Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Ntro. Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén y María Santísima de la Victoria. Conocida popularmente como “La Borriquita”.

En 1953, don Manuel y unos albañiles que trabajaban en el recinto de la vieja iglesia de La Victoria, comenzaron ya a forjar la idea y los principios de una Cofradía, en cuyo apartado preliminar de sus Estatutos –que él redactó–, se dice: “Nacida esta Hermandad netamente obrera, al pie de un andamio, en una conversación confidencial con los obreros, siempre deseosos de encontrar “su” vida espiritual acomodada al carácter duro y sencillo de su vida ordinaria, en un ambiente esencialmente andaluz y sevillano”.



Y así, “al pie de un andamio” se le dio vida, y por fin en el año 1955 los “blanquillos” de entonces y su párroco, deciden ponerle nombre y fundar su Hermandad Obrera a la que intitulan de María Santísima de Las Angustias, San José Obrero y San Pío X, de Estepa, que un año más tarde, el lunes Santo de 1956 hace su primera Estación de Penitencia con mucha austeridad y escasos hermanos, con un paso prestado y alumbrada con bengalas.

Dos años después, el día 6 de febrero de 1957 se instituye la actual “Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo del Amor, Nuestro Padre Jesús Cautivo y Rescatado y María Santísima del Valle”, conocida como la Hermandad de “Los Estudiantes”. Cofradía hermana de las anteriores por ser hijas nacidas por aquellos mismos años, y fruto del cariño del mismo padre, que aunque no consta como su fundador, sí era el Párroco de San Sebastián y en algo debió guiar, asesorar o dirigir espiritualmente a los entonces jóvenes estudiantes estepeños que fueron sus fundadores.

Por aquéllos años no sólo centró nuestro personaje sus esfuerzos en la organización de dichas Hermandades. También puso en marcha en nuestra ciudad una célula de la Sociedad de San Vicente de Paúl; institución o asociación de voluntariado laico y católico de carácter benéfico y de caridad, para ayuda de los más pobres y fomento de su dignidad, conocida en todo el mundo con el nombre de Conferencia de San Vicente de Paúl.

Hombre muy activo don Manuel, que recibía los alimentos que eran enviados para ayuda de los pobres, y los repartía en colegios y catequesis. De su personalidad cautivadora y desenfadada se podían destacar muchas anécdotas, pero baste contar sólo unas pocas para conocer algunos rasgos de su personalidad.

Él, como se ha dicho, era un hombre de vida austera y humilde. Su casa era pobre, carecía de lujos y ostentaciones mundanas, y a veces, hasta de lo más elemental. Pero a pesar de su forma de ser sobria, era desenfadado, simpático y de agradable trato, buen conversador que poseía esa gracia andaluza y el buen humor que le hacían poseedor de aquella especie de “chispa”, frescura y salero que le caracterizaba.

Igual que hacía en Santa Olalla, hizo en Estepa. De él recuerdan los más viejos, que si hallaba algún pobre pidiendo limosnas por las calles, y sus ropas se hallaban ajadas y maltrechas, se metía en cualquier zaguán, se quitaba el pantalón y lo daba al pobre mendigo. Y cuando recibía la visita de algunos de sus familiares, al hacerle la cama observaban que escaseaban o no había mantas sobre ella, con qué cubrirse. Vivía en la actual calle Corrientes, en la conocida como “casa del cura”, que siempre estaba abierta a todos. Y también aquí –como en Santa Olalla–, jugaban los chiquillos en el patio.

Todos los días uno de enero, día de su onomástica, tenía por costumbre invitar a su casa a los jóvenes seminaristas estepeños, sacerdotes y otras amistades para celebrar con ellos una comida en el trascurso de la cual solía gastar alguna desenfadada broma a sus comensales invitados. Uno de esos días, fue a una confitería y pidió que le hicieran una gran tarta, encargando personalmente al confitero: “pero que tenga mucho merengue”, ordenándole meter un globo inflado oculto bajo la blanca y dulce cobertura. Y a los postres, con fingida seriedad y graves palabras, cede el honor de partir la tarta a don Patricio Jiménez Cuevas, que a la sazón, era el Rector o Decano del Seminario, que asistía a la fiesta como invitado. El resto de lo ocurrido ya pueden ustedes imaginarlo, y cómo quedaron de merengue don Patricio y quienes le rodeaban, al explotar el globo pinchado por el cuchillo. Y así, todos los años hacía esperar a sus invitados alguna broma parecida, ideada por su ingenio y travesura; que no era óbice en absoluto para que su persona gozara de una enorme grandeza de corazón y de un alma rebosante de caridad hacia los más necesitados.

Seguidor de San Pío X, a quién se propuso imitar en su modo de vida, parecería como si las palabras del Pontífice en su testamento espiritual: “Nací pobre, he vivido pobre, muero pobre”, hubiesen sido pronunciadas por aquél humilde cura que vivió así hasta su muerte, abrazando esos principios que quiso inculcar a los hermanos de la Cofradía obrera de Las Angustias, a quienes les dejó escritas en las Reglas unas palabras como normas en las que él expresaba su deseo de que brillaran entre otras cosas: “…la sencillez, austeridad y pobreza que debe resplandecer en todos los actos y en todas las cosas de la Hermandad”.

Un lejano día, fue trasladado y marchó de Estepa dejando aquí su feligresía y su obra. Y junto con la clase obrera, atrás quedaron también el cariño y la amistad de muchas personas, y un recuerdo difícil de olvidar junto a sus enseñanzas, un camino espiritual que seguir, y el esfuerzo y trabajo de años de labor eclesiástica en Estepa, que serán difícilmente borrados de la memoria de esta ciudad. Tras marchar de Estepa, uno de sus destinos fue la barriada jerezana “Caulina”, donde sus vecinos vivían en precarias condiciones. Allí, su gran inquietud social de auxiliar a quienes más lo necesitaban, le hizo comprometerse en el trabajo y la lucha para erradicar el chabolismo, y lograr que se les construyera a las familias unas casitas más dignas.



Años después, ya enfermo y viviendo en una residencia de ancianos de las Hermanitas de los Pobres en Jerez, recibió una emotiva visita de “sus obreros y amigos estepeños” a los que acogió con gran cariño y nostalgia. Con ellos y para ellos, celebró una misa en la intimidad sentado en una silla de ruedas, pues ya le habían sido amputadas las dos piernas.

Murió, como quiso vivir: pobre.

Fue inhumado en el Cementerio Municipal de Jerez de la Frontera, en unos nichos propiedad de la Hermandad jerezana de San Pedro, compuesta por sacerdotes.

Allí permaneció reposando muchos años, hasta que sus restos fueron exhumados junto a los de otros ocho sacerdotes jerezanos, y trasladados a la Catedral de la Diócesis de Asidonia-Jerez. Las nueve cajitas de madera con sus restos mortales, fueron recibidas en dicho templo por el obispo monseñor José Mazuelos Pérez, que celebró un funeral Pontifical con motivo de la celebración del año sacerdotal. En su homilía, Monseñor Mazuelos dijo de ellos: “Fueron pinceles de Dios que pintaron la realidad de la Diócesis de Jerez”. Desde las once de la mañana del lunes treinta de noviembre del año 2009, los restos mortales de aquél hombre bueno que vivió una vida de sacrificio y austeridad, esfuerzo, caridad, sencillez y amor a todos sus feligreses, especialmente, a los obreros y pobres de Estepa, descansan para siempre en la cripta central del gran templo catedralicio de Jerez de la Frontera, con todo merecimiento y dignidad, en consonancia con el espíritu tan grande que alentó su vida mientras estuvo entre nosotros.

Reconocimiento, honor y descanso en paz, para él.

Antonio Rodríguez Crujera
Marzo de 2018

Agradecimientos:
A don Carlos Ros Carballar, a la Madre sor Victoria Lassaletta Pemartín y a Dª Isabel González Ferrín, Jefa Área de Archivos de la Catedral y del Arzobispado de Sevilla.

----
Artículo publicado en el blog "Desde la Alcazaba" de D. Antonio Rodríguez Crujera:
-Don Manuel Lassaletta Muñoz Seca. Un párroco muy querido por los estepeños, y una figura esencial en nuestra Semana Santa. D. Antonio Rodríguez Crujera. Desde la Alcazaba. Marzo de 2018.

CARTA DE EDICIÓN

El blog Devociones de Estepa nació en la cuaresma de 2009 y tuvo como motivo de inspiración la oportunidad de dar a conocer la Semana Santa de Estepa a través de los nuevos medios de comunicación. El objetivo principal era recopilar información de las Hermandades y Cofradías de Estepa así como mostrar nuestras tradiciones y costumbres. El blog se definió con carácter divulgativo, y por lo tanto, al carecer de carácter lucrativo, se ha rechazado sistemáticamente toda propuesta económica que hemos recibido. Sólo se ha permitido artículos relacionados con la información cofrade o que tuvieran carácter benéfico.

Para llevar a cabo este trabajo, se inició en el blog la recopilación de artículos que procedían principalmente de los boletines y libros de las Hermandades estepeñas, el
Ayuntamiento de Estepa en sus diversas publicaciones, blogs dedicados a la Historia y Semana Santa de Estepa y por último la información que se daba en las redes sociales. Para acompañar a estos artículos se escogían fotografías que se encontraban en los diferentes medios ya mencionados. Tanto los artículos como las fotografías publicados en estos medios no habían sido realizados para el blog.

Desde el blog se ha trabajado también por la investigación propia y de esta forma se han publicado artículos nuevos de información, a los que se le han dedicado un gran esfuerzo. Siguiendo la misma idea, se han realizados también fotografías propias que no se han firmado, pero que han aparecido tanto en el blog como en nuestra página de Cofrades. La idea del blog siempre ha sido compartir y dar a conocer, por lo que siempre se ha permitido la utilización de estas imágenes y de estos artículos. Sólo los que han llevado a cabo la aventura de crear un blog, pueden reconocer las numerosas horas, esfuerzo e ilusión que se le dedica a un proyecto de estas características, y es por ello por lo que conocemos de primera mano la importancia que para un creador de blog tienen los contenidos propios que ha realizado. Por eso, queremos disculparnos con aquellas personas que se hayan sentido ofendidas por la publicación de sus trabajos y retiraremos aquellos trabajos que no quieran que aparezcan en este blog. Sólo indicar que el blog no llega a asumir la autoría de estas fotografías y artículos, y que por lo tanto se expresa su autor o autores al final de cada artículo.

De igual manera, queremos mostrar nuestra gratitud a todas las personas que se han puesto en contacto con el blog para publicar sus artículos y fotografías. Sabemos la ilusión y confianza que han depositado en el blog y se lo agradecemos enormemente.

ALTAMENTE RECOMENDABLE


-Así fue posible el expolio de España. J. García Calero. ABCdeSevilla. 2012

-El Padre Alfonso: un viejo franciscano muy querido por los estepeños. A. Rodríguez Crujera. Desde la alcazaba. 2012

-Custodia y Cruz Parroquial. Apuntes para la historia. Blog de Antonio Solís González. 2012

-450 aniversario de la fundación del Convento de la Victoria de Estepa. A. Rodríguez Crujera. Desde la Alcazaba. 2012

-Una vieja tradición en Estepa, Las Cruces de Piedra. A. Rodríguez Crujera. Desde la Alcazaba. 2012

-Entrevista a "Pepe Romero". La Voz Cofrade de Osuna. 2011

-El milagro del Niño Jesús de Estepa. F. Cabanillas. El Correo de Andalucía. 2018

-Cuando el Niño Dios se pierde por las calles. JP Lendínez Padilla. Simplemente Capillita. 2010


-El Niño Jesús de Praga. Origen e iconografía. La Hornacina.

-"Al salir fuera Pedro lloró" en Estepa. JP Lendínez Padilla. Simplemente Capillita. 2010

-El gallo canta en Estepa. Reliquias de la Provincia. Diego J. Geniz. El Palquillo. Diario de Sevilla. 2018
-La huella de la Reconquista en la provincia. N. Ortiz. ABCdeSevilla. 2018

-Don Lorenzo Suárez de Figueroa (I) (II) (III) A. Rodríguez Crujera. Desde la Alcazaba. 2010

-La Torre del Homenaje del Castillo de Estepa (I) (II) A. Rodríguez Crujera. Desde la Alcazaba. 2010

-Jesús de la Salud de Lora de Estepa. Jaime Muñoz. El zoom de Monet. 2009

-Burguillos Viajero: Estepa (I) y (II). J. Velázquez. 2010

-La firma de Cervantes en Estepa. A. Mallado. ABCdeSevilla. 2014

COLABORA CON EL BLOG

Nos gustaría saber:

-Datos de la restauración de Pérez Conde a la Virgen del Valle en 1991 y procedencia de la talla mariana cuando fue adquirida.

-¿Quién fue Jacinto Calsina, escultor de Mª Stma. de la Esperanza?

-¿Quién hizo a Mª Stma. de la Amargura, San Juan Evangelista y María Magdalena de la Hermandad del Calvario tras la Guerra Civil?

-Adquisición de Jesús Cautivo en los años 50 del siglo XX.

-Localización de los retablos de la desaparecida Ermita de la Concepción: retablo mayor del templo, retablo del lienzo de la Inmaculada Concepción y retablo de San Fausto.

-Virgen de las Angustias: José de Medina o Diego Márquez.

-Obras realizadas por Manuel Escamilla Cabezas (s. XX).

-Obras realizadas por Antonio Gavira Alba (s. XX)

-Historia del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Estepa

Nos gustaría encontrar:

-Fotografías de la visita de Nuestro Padre Jesús al Convento de Santa Clara en 1995.

-Fotografías de la salida extraordinaria de Mª Stma. de los Dolores de San Pedro en 2001.

-Fotografías de la salida extraordinaria de San Pedro Apóstol por los 50 años de la refundación de la Hermandad en 2003.

-Fotografías del traslado cuaresmal del Stmo. Cristo de las Penas a la Iglesia de la Asunción.

-Cartel conmemorativo del 50 aniversario de la Hermandad de las Angustias.

-Cartel conmemorativo del 50 aniversario de la Hermandad de los Estudiantes

-Cartel conmemorativo del 350 aniversario del Juramento a la Inmaculada Concepción de María (Hdad. San Pedro)

-Fotografías e información de la exposición "Las devociones populares en las colecciones privadas estepeñas"

-Fotografías de los retablos de la Iglesia de la Victoria que se encuentran en:

-Retablo Mayor (Iglesia de Santiago-Herrera)
-Retablo de San Francisco de Paula (Iglesia de la Encarnación-Casariche)
-Retablo de Ntra. Sra. de los Dolores (Iglesia de Santiago- Puente Genil)
-Retablo Virgen de las Angustias (Iglesia de Santiago – Puente Genil)
-Retablo de San Francisco de Sales (Iglesia de Santiago – Puente Genil)
-Retablo de Jesús Nazareno (Iglesia de Omnium Sanctorum – Sevilla)
-Retablo Ntra. Sra. de la Candelaria (Puebla de Cazalla)
-Retablo de Santa Lucía (Iglesia del Socorro – Badolatosa)
-Retablo de San Blas (Iglesia del Rosario – El Rubio)
-Púlpito de la Iglesia (Iglesia del Corpus Christi – Sevilla)

HORARIO DE MISAS

HORARIO DE MISAS

INFORMACIÓN TURÍSTICA

Torre Ochavada-Cerro de San Cristóbal:
-Lunes a Viernes: 9:30 h a 14:00 h; 16:00 a 18:30 h
-Festivos y fines de semana: Abre a las 10:00 h
Tlf: 955 914 704; turismo@estepa.es; turismoestepa1@gmail.com

Oficina Municipal de Turismo-Ayto de Estepa:
-Lunes a Viernes: 7:30 h a 15:00 h
Tlf: 955 912 717, extensión 526

Punto de la Estación de Autobuses:
-Festivos y fines de semana: 10:00 h a 14:30 h y de 16:30 h a 18:30 h.

Proyecto de Cáritas Estepa:
-Horario de apertura de las iglesias a los fieles

EQUIPO DE PRIOSTÍA

EQUIPO DE PRIOSTÍA
devocionesdeestepa@gmail.com
“La Cultura debe considerarse como el bien común de cada pueblo, la expedición de su dignidad, libertad y creatividad, el testimonio de un camino histórico. En concreto, sólo desde dentro y a través de la cultura, la fe cristiana llega a hacerse histórica y creadora de historia.”

Juan Pablo II Exhortación Apostólica, “Christifidelis laici”

Estamos también en

Estamos también en
Visita nuestro blog en Cofrades

Síguenos en

Y en

Y en

Google+ Followers

Amigos Cofrades

CONTADOR